Archivo del Autor: admin

Beneficios de la Ozonoterapia

Actualmente disponemos de un soporte científico sobre los beneficios de la ozonoterapia, tanto a nivel preclínico como clínico, sobradamente avalado por publicaciones en revistas de prestigio.

Las aplicaciones sucesivas de ozono médico a escala general (sistémicas) benefician en una mayor capacidad de los eritrocitos para ceder oxígeno, lo que supone, a grandes rasgos, una mejora en la capacidad celular para autorrepararse4,5.

La ozonoterapia consiste en la aplicación de mínimas concentraciones de ozono médico (O3) combinado con oxígeno medicinal (O2), a partir del cual se sintetiza.

Tiene lugar una “microoxidación” controlada, cuyo “efecto vacuna” da como respuesta una activación favorable de nuestro sistema antioxidante.

Beneficios del ozono médico en la salud

La acción médica del ozono parece ser capaz de mejorar las condiciones endoteliales, según los excelentes resultados publicados en un ensayo clínico aleatorizado (European Journal of Pharmacology), donde las recuperaciones de úlceras en pacientes diabéticos son altamente significativas6.

También se ha demostrado en un trabajo publicado en Liver Internacional7 el efecto beneficioso de este gas sobre otro, el óxido nítrico, crucial en mantener en niveles óptimos la dilatación capilar y, por tanto, el flujo sanguíneo, y las perspectivas en pacientes críticos son muy alentadoras8.

El ozono médico se puede usar como un fármaco más con actividad reguladora general, que ejerce sus efectos al estabilizar el equilibrio rédox celular.

Hace ya algunos años, el Dr. Bocci, colaboró en un monográfico sobre ozonoterapia publicado en la Revista de la Sociedad Española del Dolor.2

Beneficios de la ozonoterapia en el cuerpo

Según un grupo de investigadores del departamento de fisiología de la Universidad de Siena, los lIpoperóxidos y el peróxido de hidrógeno, fruto de la descomposición del ozono se comportan como moléculas señalizadoras de estrés, lo que mejora el equilibrio energético celular y el sistema inmune del cuerpo en beneficio de enfermedades como son la psoriasis, el asma o la artritis reumatoide9,10.

Las aplicaciones controladas de ozono médico en el cuerpo mejoran la maquinaria antioxidante celular, y activan agentes antioxidantes, como el glutatión reducido o la superóxido dismutasa, de ahí la enorme efectividad que ha demostrado la ozonoterapia en modelos de isquemia/reperfusión, tanto hepática como cardíaca o renal6,11-14.

El ozono actúa como un verdadero “basurero” celular, limpiando los radicales libres.

En un organismo preacondicionado con ozono, el daño después de presentar un infarto sería bastante menor, lo que avalaría las aplicaciones preventivas en situaciones de riesgo coronario y cerebrovascular15-17.

Un modelo clásico de enfermedad asociada directamente a la muerte celular por radicales libres es la retinosis pigmentaria, y también hay trabajos, ensayo clínico incluido, que avalan unos excelentes resultados en estos pacientes18,19.

Se pueden leer trabajos de excelente rigor y calidad en revistas tan prestigiosas como Nature, Transplant Internacional, Shock, Free Radicals, Mediators of Inflamation, Internacional Journal of Pharmacology, Pharmacological Research, Liver International, etc.

La repercusión médica es tal, que los congresos nacionales e internacionales se suceden y las sociedades científicas proliferan y van a más; anualmente hay reuniones de interés.

Son de resaltar las jornadas en la Clínica Teknon, de Barcelona, sobre los beneficios del ozono a escala cardiovascular y oncológica.

Beneficios de la ozonoterapia para el cáncer

La aplicación de ozonoterapia en tumorales no es algo injustificado20-25, aunque los trabajos son muy preliminares y el esfuerzo en este sentido debería de intensificarse.

En los últimos años se han publicado una serie de trabajos sobre el aumento del flujo cerebral, la mejor oxigenación muscular y la buena evolución de pacientes con tumores avanzados de cabeza y cuello mediante ozonoterapia coadyuvante26,27.

El Dr. Schultz, de la Universidad de Marburg (Alemania), publicó en International Journal of Cancer, la remisión completa de carcinoma de células escamosas inoculado en conejos mediante neumoperitoneo de oxígeno/ ozono28.

Se ha demostrado en clínica y en laboratorio la síntesis de glóbulos rojos capaces de transportar y de ceder mayores cantidades de oxígeno a todas las células29.

Creemos nuestro deber alentar el esfuerzo investigador hacia esta realidad.

La negación es compañera de la necedad, y el negarse a aplicar este complemento médico en enfermedades sin solución, cuando otros ya lo hacen desde hace años, implica falta de celo y sensibilidad hacia nuestros pacientes.

Ha de quedar claro que los beneficios de la ozonoterapia debidamente aplicada riesgo y es una realidad médica suficientemente avalada que puede usarse para mejorar la calidad de vida en enfermedades críticas, siempre complementando a la medicina clásica.

Francisco Javier Hidalgo Tallón

Director Médico Clinalgia®. Unidades de Dolor (Murcia, Granada)

 

Bibliografía

  1. Torres LM. Fibromialgia. Rev Soc Esp Dolor. 2008;8:501-2.
  2. Bocci V. Mecanismos de acción generales de la ozonoterapia y mecanismos en el tratamiento del dolor. Rev Soc Esp Dolor. 2005;12 Extra II:24-36.
  3. Bocci V. Tropospheric ozone toxicity vs. Usefulness of ozone therapy. Arch Med Res. 2007;38:265-7.
  4. Bocci V. Ozone as a bioregulator. Pharmacology and toxicology of ozonetherapy today. J Biol Regul Homeost Agent. 1996;10:31-53.
  5. Bocci V. Oxigen-ozone therapy, a critical evaluation. Dordrecht: Kluwer Academic Publishers; 2002. p. 126.
  6. Martínez-Sánchez G, Al-Dalain SM, Menéndez S, Re L, Giuliani A, Candelario-Jalil E, et al. Therapeutic efficacy of ozone in patients with diabetic foot. Eur J Pharmacol. 2005;523:151-61.
  7. Ajamieh HH, Menéndez S, Martínez-Sánchez G, Candelario-Jalil E, Re L, Giuliani A, et al. Effects of ozone oxidative preconditioning on nitric oxide generation and cellular redox balance in a rat model of hepatic ischaemia-reperfusión. Liver Int. 2004;24:55-62.
  8. Bocci V, Brito GS. Ozone therapy in critical patients. Rationale of the therapy and proposed guidelines. Rivista Italiana di Ossigeno-Ozonoterapia. 2006;5:7-11.
  9. Larini A, Aldinucci C, Bocci V. Ozone as a modulator of the immune system. Proceedings of the 15th Ozone World Congress, London, UK; 11th-15th September.
  10. Hernández Rosales FA, Calunga Fernández JL, Figueras J T, Menéndez Cepero S, Perdomo AM. Ozone therapy effects on biomarkers and lung functions in asthma. Arch Med Res. 2005;36:549-54.
  11. Ajamieh HH, Berlanga J, Merino N, Martínez-Sánchez G, Popov I, Menéndez S, et al. Role of protein synthesis in the protection conferred by ozone-oxidative-preconditioning in hepatic ischaemia/reperfusion. Transplant Int. 2005;18:1-9.
  12. Barber E, Menéndez S, Barber MO, Merino N, Calunga JL. Estudio renal funcional y morfológico en riñones de ratas pretratadas con ozono y sometidas a isquemia caliente. Revista CENIC Ciencias Biológicas. 1998;29:178-81.
  13. Ajamieh HH, Menéndez S, Merino N, Martínez G, Re L, León OS. Ischemic and ozone oxidative preconditioning in the protection against hepatic ischemic-reperfusion injury. Ozone Sci Eng. 2003;25:241-50.
  14. Peralta C, Xaus C, Bartrons R, León OS, Gelpi E, Roselló-Cata-fau J. Effect of ozone treatment on reactive oxygen species and adenosine production during hepatic ischemia-reperfusion. Free Rad Res. 2000;33:595-605.
  15. Wasser GH. Additional therapy of cerebro-vascular disorder (here: acute brain stroke) by ozone therapy. Proceedings of 12th World Congress of the International Ozone Association, Lile; May 15th, 1995.
  16. Gómez M. Ozone therapy in the functional recovery from diseases involving damage to central the nervous system cells. Proceedings of 12th Congress of the International Ozone Association, Lile; May 15th, 1995.
  17. Ajamieh H, Merino N, Candelario-Jali E, Menéndez S, Martínez G, Re L, et al. Similar protective effect of ischemic and ozone oxidative preconditionings in liver ischaemia/reperfusion injury. Pharmacol Res. 2002;45:333-9.
  18. Copello M, Eguía F, Menéndez S, Menéndez N. Ozone therapy in patients with retinitis pigmentosa. Science Engineering. 2003; 25:223-32.
  19. Marmer R, Parks S. Ozone treatment in retinitis pigmentosa: effect on color perception and blood gasses. Ann Opthalmol. 1998;30:161-3.
  20. Sweet J, Kao MS, Lee D, Hagar W. O3 selectively inhibits growth of human cancer cells. Science. 1980;209:931-3.
  21. Gretchkanev GO, Kachalina TS, Palkina EY, Kontorchikova CN, Husein E. Medical ozone for prophylaxis and treatment of complications associated by chemotherapy of ovary cancer. Department of Obstetrics and Gynecology, Nizhny Novgorod, Russia. Disponible en: www.oxyplus.net
  22. Clavo B, Pérez JL, López L, Suárez G, Lloret M, Rodríguez V, et al. Ozone therapy for tumor oxygenation: a pilot study. eCAM. 2004;1:93-8.
  23. Borrego L, Borrero LL, Díaz E, Menéndez S, Borrego LR, Borrego RA. Ozono más cobaltoterapia en pacientes con adenocarcinoma prostático. Revista CENIC Ciéncias Biológicas. 1998;29:137-40.
  24. Clavo B, Lloret M, López L, Suárez G, Santana M, Pérez JL, et al. Tumor pO2 modification by ozone therapy. Disponible en: www.O3center.org 
  25. Sweet F, Kao MS, Lee SC, Hagar WL, Sweet WE. Ozone selectively inhibits growth of human cancer cells. Science. 1980; 209:931-3.
  26. Clavo B, Ruiz A, Lloret M, López L, Suárez G, Macías D, et al. Adjuvant ozonetherapy in advanced head and neck tumors: a comparative study. eCA M 2004;1:321-5
  27. Clavo B, Pérez JL, López L, Suárez G, Lloret M, Rodríguez V, et al. Effect of ozone therapy on muscle oxygenation. J Altern Complem Med. 2003;9:251-6.
  28. Schulz S, Haussler U, Mandic R, Heverhagen J T, Neubauer A, Dunne AA, et al. Treatment with ozone/oxygen-pneumoperitoneum results in complete remission of rabbit squamous cell carcinomas. Int J Cancer. 2008;122:2360-7.
  29. Bocci V. Oxigen-ozone therapy, a critical evaluation. Dordrecht: Kluwer Academic Publishers; 2002. p.126.

Curso de OZONOTERAPIA EN EL CONTEXTO DEL DOLOR OROFACIAL Y LA PATOLOGÍA DE LA ATM / (SPDOF)

El pasado 5 de octubre tuvo lugar el curso organizado por la Sociedad Portuguesa de Disfunción Orofacial (SPDOF), bajo el tema “Terapia de ozono” en el contexto del dolor orofacial y la patología de ATM, en el que intervino el director médico del grupo Clinalgia, Dr. Francisco Javier Hidalgo impartiendo unas clases magistrales sobre:

Dolor orofacial y patología de ATM – Indicaciones y limitaciones.

Dolor neuropático, neuralgia del trigémino y dolor de cabeza – Indicaciones y limitaciones.

Protocolos de Ozonoterapia – práctica en modelos.

Un curso dirigido a médicos, dentistas y fisioterapeutas.

Agradecemos las palabras que nos manda la directora General del SPDOF, Doctora Dª Ana María Landeiro:

“A Organización Curso llamo día siguiente satisfechísima y encantados con Palestra Dr. Hidalgo, fue científica y practica. Agradezco disponibilidad, simpatía respuesta nuestra Invitación san nos conocer rem, MUCHAS GRACIAS/MUITO OBRIGADO.”

El grupo Clinalgia ha apostado por la formación y en esta última etapa ofrece cursos especializados de Dolor Crónico y Ozonoterapia.

Cursos de Dolor Crónico (Pain) y Ozonoterapia impartidos por CLINALGIA de la mano del Dr. Fco. Javier Hidalgo Tallón, director del Grupo Clinalgia y de la Cátedra de Ozonoterpia y Dolor Crónico de la UCAM.

Dirigido a Profesionales de la Salud (medicina, odontología, enfermería, fisioterapia…) y a Profesionales de la Salud Bucodental (dentistas e higienistas), avalados por la Sociedad Española de Ozonoterapia (SEOT).

PODRÁ APRENDER: -Estrategias de Tratamiento del dolor -Protocolos propios de tratamiento multidisciplinar -Aplicaciones del ozono médico -Técnicas infiltrativas (ozono, toxina botulínica, plasma rico en plaquetas)

+info: https://clinalgia.com/cursos-dolor-cronico-pain/


Historia del Oxígeno en los seres vivos. La Paradoja del Oxigeno

Historia del Oxígeno en los Seres Vivos. La Paradoja del Oxígeno

Historia del Oxígeno

Si retrocedemos 3.500 millones de años en la historia, aparecieron en nuestro planeta bacterias y algas capaces de producir oxígeno, un gas tóxico que suponía una amenaza para el desarrollo de los seres vivos.

Cuando un tóxico como el oxigeno inundó la atmósfera, a los seres vivos no les quedó más remedio que aprender a defenderse y vivir con él.

Una vez que la vida en la tierra se adaptó a esta exposición, los organismos aprovecharon el potencial de este tóxico para quemar nutrientes y aumentar exponencialmente su disponibilidad energética.

En la evolución de la historia del oxígeno, las células primitivas obtuvieron, gracias al oxígeno, un plus de energía que les permitió dar un paso más en la evolución.

Nacieron las células modernas, las mismas que componen nuestra biología, y que llamamos eucariotas.

La célula eucariota animal es la base de nuestra constitución.

La Paradoja del Oxígeno

Según la investigadora María Cáscales Angosto, del Consejo Superior de Investigaciones científicas, “los organismos aerobios eucariotas superiores no pueden existir en ausencia del oxígeno y el oxígeno es inherentemente tóxico para su existencia”1.

Esta realidad ha sido llamada “la paradoja del oxígeno”.

Realmente no se sabe cuantas células componen el cuerpo humano, pero un cálculo reciente, llevado a cabo por unos investigadores de la Universidad de Bolonia, en Italia, concluye que nuestro organismo estaría compuesto por algo más de 37 billones de células2.

Esta cantidad de células modernas, evolucionadas, trabajan al unísono, relacionándose entre sí, dialogando continuamente para que el equilibrio de nuestros órganos sea perfecto y su funcionamiento el esperado.

Son comunidades de seres vivos que se nutren, crecen, se reproducen, defecan y mueren como nosotros mismos.

Como se ha dicho en la historia del oxígeno, todas estas células “que somos nosotros” tuvieron que aprender a enfrentarse a un enemigo común, un gas tóxico que robaba electrones a su materia, un gas que las oxidaba provocando en ellas un daño irremediable.

Nacieron así los sistemas antioxidantes, una batería de moléculas de defensa, un ejército bioquímico que trabaja continuamente en nosotros para que nuestras células no sean degradadas por oxidación y puedan respirar adecuadamente.

Se llama “respiración celular” a la degradación de determinados compuestos orgánicos de los alimentos para obtener la energía que necesitamos para vivir.

El Preacondicionamiento Oxidativo mediante Ozono

Dicho esto, podemos entender el fundamento biológico de la ozonoterapia médica, que ha demostrado científicamente optimizar la resistencia de nuestros órganos principales y ralentizar su deterioro.

El ozono médico es un oxidante, que producido con generadores apropiados e inoculado de manera controlada es capaz, como una vacuna, de activar genes de defensa que estimulan y potencian nuestra maquinaria antioxidante.

Es lo que se llama el “preacondicionamiento oxidativo mediante ozono”, proceso extensamente estudiado bioquímicamente, y que cuenta con más de 50 entradas en Pub Med (Librería Nacional Estadounidense de Medicina e Institutos de la Salud).

Aquí se fundamentaría el interés de la ozonoterapia médica en la medicina preventiva y la “medicina antienvejecimiento”.

Especialmente si se contempla que se trata de una técnica extremadamente segura, más que cualquier procedimiento cotidiano que aplicamos diariamente.

La ozonoterapia médica, adecuadamente administrada, ha demostrado ser totalmente fiable según los diferentes test toxicológicos preclínicos llevados a cabo sobre animales de experimentación y siguiendo las normativas de la Food and Drug Administration estadounidense (FDA), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Agencia Reguladora Cubana, unas de las más prestigiosas del mundo3.

En Alemania, haciendo un registro general sobre 5.579.238 tratamientos con ozonoterapia, Jacobs4, tras un estudio solicitado por el Ministerio de Sanidad Alemán y controlado por la Sociedad Alemana de Medicina Forense, publicó que la incidencia de efectos adversos de la ozonoterapia sistémica era de solo el 0,006%, muchos de ellos no relacionados con el procedimiento.

REFERENCIAS

  1. María Cascales Angosto. Estrés oxidativo: envejecimiento y enfermedad. Madrid : Instituto de España, 1999. ISBN 84-85559-54-1.
  2. Bianconi EPiovesan AFacchin FBeraudi ACasadei RFrabetti FVitale LPelleri MCTassani SPiva FPerez-Amodio SStrippoli PCanaider S. An estimation of the number of cells in the human body. Ann Hum Biol.2013; 40:463-471.
  3. Menéndez S and Mark Advances of Ozone Therapy in Medicine & Dentistry. Havanna University 2016.
  4. Jacobs MT. Untersuchung Über Zwischenfalle Und Typische Komplikationen In Der Ozon-Sauerstoff-Therapie. Ozo Nachrichten 1982; 1:5.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola!👋. Nuestro horario de Whatsapp es de lunes a viernes de 9:30 a.m. a 19:30 p.m. ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by