Ozonoterapia en Hernia Discal

Ozonoterapia en Hernia Discal

 

¿Cómo la ozonoterapia puede ayudar al dolor discogénico?

Múltiples investigaciones demuestran la eficacia de la ozonoterapia en el tratamiento de la hernia discal y que los pacientes tratados mejoraron significativamente el dolor y la limitación funcional.

El dolor discogénico es uno de los grandes retos diagnósticos y terapeúticos de especialistas en el tratamiento del dolor lumbar.

La discolisis con ozono no sólo ha demostrado su utilidad en el tratamiento del dolor discogénico puro, sino también es una alternativa terapeútica eficaz en el tratamiento del dolor por hernia discal.

El ozono médico para el tratamiento del dolor crónico

La ozonoterapia es el empleo del ozono médico como tratamiento de enfermedades en las que hay hipoxia, inflamación o alteraciones relacionadas con la inmunidad o el estrés oxidativo.

Aunque hay estudios en enfermedades diversas, se emplea principalmente en el tratamiento coadyuvante del dolor crónico.

La farmacología y la bioquímica del ozono como medicamento biológico se pueden estudiar en un documento de consenso publicado por varios expertos de la Federación Mundial de Ozonoterapia.1

La ozonoterapia fue incluida por el Ministerio de Sanidad en la cartera de servicios de las Unidades de Dolor (públicas o privadas) en el 2011.

El ozono infiltrado resulta útil para tratar afecciones como artritis, tendinitis, miositis, fascitis, neuritis o dolores miofasciales,2 y su uso cada vez está más extendido.

¿Cómo puede ayudar la ozonoterapia en hernia discal?

Terapia de ozono en hernia discal

Cesare Verga, en los años 80,3 fue el primero en describir las aplicaciones de ozono intramuscular paravertebral y en los puntos gatillo en pacientes con lumbalgia crónica.

Posteriormente, los resultados positivos, junto con la seguridad de la técnica y las probabilidades de padecer el síndrome de “cirugía fallida de espalda”, hacen que cada vez más autores consideren a la ozonoterapia médica la opción principal para tratar la lumbalgia.

Un grupo de investigadores, en 2003, añadieron ozono intradiscal y periganglionar a la infiltración habitual que realizaban aplicando anestésicos locales y corticoides.

Los resultados fueron mejores cuando se añadió el ozono médico, que nunca interfirió con los tratamientos clásicos.4

Mario Muto y su equipo realizaron con eficacia y seguridad infiltraciones intradiscales, periganglonares y periradiculares guiadas por tomografía a 2.900 pacientes con hernia discal.5

Eficacia duradera del tratamiento

Mateo Bonetti y su equipo, en un ensayo clínico, compararon la efectividad de la infiltración intraforaminal de ozono con la infiltración periradicular de esteroides.

El ozono fue más eficaz a largo plazo, con un índice de fracaso (8,6%) menor que los tratamientos con esteroides (21,4%).6

Autores como Torres y su equipo también obtienen resultados positivos y duraderos en el tratamiento de la ciática por hernia discal.7

Otros equipos de investigación han demostrado la eficacia y seguridad de la ozonoterapia en hernia discal, tanto en el tratamiento del dolor como en la limitación funcional asociados a hernias y protrusiones discales.8-11

En el año 2006 se publicó otro ensayo clínico aleatorizado comparando la efectividad de la infiltración paravertebral muscular de O2/O3 con la de esteroides epidurales en pacientes refractarios a los tratamientos convencionales (esteroides y miorelajantes).

La mejoría fue estadísticamente significativa a favor de los pacientes tratados con ozonoterapia.12

Infiltraciones paravertebrales de ozono

Posteriormente, un ensayo clínico demostró la utilidad de las infiltraciones paravertebrales de ozonoterapia en hernia discal en el tratamiento del dolor lumbar agudo con hernia discal.

Los pacientes tratados mejoraron significativamente el dolor y la limitación funcional, y los resultados positivos justifican que esta técnica, mucho menos invasiva y mucho más segura, sea la más empleada en la práctica clínica.13

Con el máximo nivel de evidencia científica, dos revisiones sistemáticas posteriores han demostrado la eficacia y seguridad de la técnica.14, 15

También podría ser interesante el empleo del ozono médico infiltrado en pacientes intervenidos que no han obtenido buenos resultados tras la operación (“cirugía fallida de espalda”).16

Según lo expuesto, actualmente se considera que el ozono médico infiltrado, tanto paravertebral profundo o de los puntos gatillo de la musculatura son técnicas de primera elección en el tratamiento de la lumociatalgia, especialmente teniendo en cuenta que se evitarían los efectos adversos y complicaciones de los corticoides.17-19

Ozono en el tratamiento del síndrome de cirugía fallida de espalda

También queda claro que la administración de ozono no cierra el camino a la cirugía ni empeora su pronóstico.

Por último, mencionar que queda por demostrar la efectividad de la ozonoterapia en el tratamiento del síndrome de cirugía fallida de espalda, altamente prevalente entre los pacientes operados de columna, y que suele empeorar con las reentradas quirúrgicas.20,21

Una alternativa promisoria sería la combinación de infiltraciones paravertebrales combinadas con epidurales caudales.22

Referencias:

  1. WFOT: http://www.wfoot.org/wp-content/uploads/2016/01/WFOT-OZONE-2015-ESP.pdf.
  2. http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/docs/EERR/Unidad_de_tratamiento_del_dolor.pdf
  3. Verga C. Nuovo approccio terapeutico alle ernie protusioni discali lombari. Riv Neuroradiol 1989; 2:1489.- Bocci V. Oxygen-Ozone Therapy. A critical evaluation. Kluwer Academic Publishers 2002; Dordrecht, The Netherlands.
  4. Cosma F, Simonetti L, De Santis F, Agati R, Ricci R, Leonardi M. Minimally invasive oxigen-ozone therapy for lumbar disk herniation. Am J Neurol 2003; 24:996-1000.
  5. Muto M, Ambrosanio G, Guarnieri G, Capobianco E, Piccolo G, Annunziata G, Rotondo A. Low back pain and sciática: treatment with intradiscal-intraforaminal O2-O3 infection. Our experience. Radiol Med 2008; 113:695-706.
  6. Bonetti M, Fontana A, Cotticelli B, Dalla-Volta G, Guindani M, Leonardi M. Intraforaminal O2/O3 versus periradicular steroidal infiltrations in lower back pain: randomized controlled study. Am J Neurol 2005; 26:996-1000.
  7. Torres LM, Terrero MJ, Vidal M, Aragón F, Martínez J. Discólisis con ozono intradiscal en el tratamiento de la ciática por hernia discal. Rev Soc Esp Dolor 2009; 16:147-152.
  8. Buric J, Alexandre A, Corò L, Azuelos A. Intradiscal ozone treatment of non-contained disc herniations. 18 months follow-up. Rivista Italiana di Ossigeno-Ozonoterapia 2003; 2:153-160.
  9. Buric J. Ozone chemyonucleolysis vs microdiscectoy. Prospective controlled study with 18 months follow-up. Rivista Italiana di Ossigeno-Ozonoterapia 2005; 4:49-54.
  10. Qing H, Feng D, Tao L, Hui L, Xiao Fang L, Dong L. Report on 602 cases of percutaneous ozone puncture chemonucleolysis treating lumbar disc protusion. Rivista Italiana di Ossigeno-Ozonoterapia 2005; 4:145-148.
  11. Castro M, Canovas L, Martínez J, Pastor A, Segado I, Rocha F, Izquierdo C. Discólisis percutánea con ozono: nuestra experiencia. Rev Soc Esp Dolor 2009; 16:405-409.
  12. Zambello A, Fara B, Tabaracci G, Bianchi M. Epidural steroid injection vs paravertebral O2/O3infiltration for symptomatic herniated disc refractory to conventional treatment. A prospective randomized study. Rivista Italiana di Ossigeno-Ozonoterapia 2006; 5:123-127.
  13. Paoloni M, Di Sante L, Caccio A, Apuzzo D, Marotta S, Razzano M, Franzini M, Santilli V. Intramuscular oxygen-ozone therapy in the treatment of acute back pain with lumbar disc herniation: a multicenter, randomized, double-blind, clinical trial of active and simulated lumbar paravertebral injection. Spine 2009; 1; 34:1337-1344.
  14. Stephen J, Thomas-Meaders BS, Muto M, Murphy KJ. A metaanalysis of the effectiveness and safety of ozone treatments for herniated lumbar discs. Journal of vascular and interventional radiology 2010; 21:534-548.
  15. Magalhaes FN, Dotta L, Sasse A, Teixera MJ, Fonoff ET. Ozone therapy as a treatment for low back pain secondary to herniated disc: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Pain Physician. 2012;15: E115–E129.
  16. Gangi A, Dietemann JL, Mortazavi R, Pfleger D, Kauff C, Ray C. CT-guided interventional procederes for pain managemente in the lumbosacral spine. Radiographics 1998; 18:621-633.
  17. REF: Fernández AM, Povedano J, Campos S, García-López A. Eficacia clínica de las infiltraciones con esterodies Rev Esp Reumatol 1998; 25: 361-370.
  18. Bocci V, Borrelli E, Zanardi I, Travagli V. The usefulness of ozone treatment in spinal pain. Drug Des Devel Ther. 2015; 9:2677-2685.
  19. Muto M, Giurazza F, Silva RP, Guarnieri G. Rational approach, technique and selection criteria treating lumbar disk herniations by oxygen-ozone therapy. Interv Neuroradiol. 2016; 22:736-740.
  20. Hernández-Guinea BD, Tenopala-Villegas S, Canseco-Aguilar CP, Torres-Huerta JC. Eficacia de la aplicación de ozono epidural y paravertebral a una concentración de 30 μgr/ml para el manejo del dolor crónico en pacientes con síndrome de cirugía fallida de espalda. Rev Soc Esp Dolor 2012; 19:3-10.
  21. Riestra-Grijalva YM, Hernández-Sántos JR, Tenopala-Villegas S, Canseco-Aguilar CP, Torres-Huerta JC. Eficacia de la aplicación de ozono epidural y paravertebral a una concentración de 50 μgr/ml en pacientes con dolor crónico secundario a síndrome postlaminectomía. Rev Soc Esp Dolor 2012; 19:66-71.
  22. Padilla del Rey ML, García Fernández MR, García Sánchez F, Rastrollo Peña D, Díaz-Alejo Marchante C, Gonzálvez Ortega JJ, Hidalgo Tallón FJ. Ozonoterapia en el síndrome de cirugía fallida de espalda. 21ª Reunión Anual ESRA-ESPAÑA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
×

Hola!:

¿En que podemos ayudarte?

 

× ¿Cómo puedo ayudarle?