Archivo por meses: diciembre 2017

CONTRAINDICACIONES DE LA OZONOTERAPIA

Categoría: Clinalgia

Las contraindicaciones de la ozonoterapia son mínimas y la prevención del dolor es su mejor antídoto.

Todos los autores coinciden en la seguridad de los tratamientos con ozonoterapia, especialmente ahora que se dispone de máquinas modernas de gran precisión.

Efectos secundarios de la Ozonoterapia

Jacobs, en Alemania, publicó que la incidencia de efectos secundarios adversos de la ozonoterapia sistémica era de solo el 0,0007%, llamando la atención las náuseas, el dolor de cabeza y la fatiga.

En Cuba, con una experiencia de 25 años, teniendo como mínimo una unidad de ozonoterapia por cada provincia del país, solo se han registrado efectos adversos ligeros.

La experiencia de los expertos italianos es similar, aunque el Dr. Bocci describe al menos seis muertes por aplicaciones del gas de manera intravenosa directa, práctica absolutamente prohibida en la Unión Europea.

Eventualmente, el efecto adverso más serio sería una reacción vagal, generalmente asociada al dolor durante la infiltración, y hay que tener en cuenta que ésta ha de ser lenta, especialmente si se va a infiltrar un gran volumen de gas a una concentración elevada.

Contraindicaciones absolutas y relativas

Como contraindicación absoluta está el déficit de glucosa-6-fosfatodehidrogenasa (favismo), ya que este enzima es necesario para abastecer de hidrogeniones al sistema glutatión, encargado de tamponar la oxidación que los lipoperóxidos producirán en el hematíe.

Como contraindicaciones relativas para la ozonoterapia sistémica estarían el hipertiroidismo no controlado, la trombocitopenia, la inestabilidad cardiovascular severa y los estados convulsivos. Tampoco es conveniente, por prudencia médica, aplicar la ozonoterapia sistémica a pacientes embarazadas.

Las infiltraciones se deberán evitar en cuadros hemorrágicos en pacientes anticoagulados.

Indudablemente, la ozonoterapia ha de ser practicada por un médico experto, y un diagnóstico del estado prooxidante-antioxidante del paciente sería deseable.

En cuanto a la genotoxicidad del oxígeno/ozono médico, se han realizado muchos estudios que prueban su absoluta seguridad a dosis terapéuticas, salvo por vía inhalatoria, totalmente prohibida por su potencial tóxico.

Como ejemplo, sirva un estudio llevado a cabo en Cuba, en el que Fernández y su equipo estudiaron la citotoxicidad del ozono, sin ninguna respuesta agresiva, a dosis hasta 10 veces superiores a la máxima dosis terapéutica empleada en autohemoterapia en humanos.

Centro de prevención del dolor crónico

fotomontaje-clinalgia-dolctor4

Dr. Fco. Hidalgo Tallón, director de Clinalgia y de la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico de la UCAM, miembro del Instituto de Neurociencias de la UGR.

Nuestro objetivo es desplegar una serie de alternativas en pro de una mejor calidad de vida para pacientes que sufren dolor crónico, una vez descartada cualquier causa orgánica que lo justifique. Realizamos un trabajo conjunto entre paciente y profesionales, además de establecer en cada caso un programa de prevención para mantener la mejoría.

    • Migrañas
    • Lumbalgia / Cervicalgia
    • Cefaleas y Migrañas
    • Latigazo Cervical
    • Disfunción craneomandibular
    • Trastornos del sueño
    • Dolor Miofascial
    • Cefaleas en racimo
    • Dolor Bucofacial y Bucodental
  • Fibromialgia

La vida es para vivirla, ¡¡No al dolor!! Tenemos una solución para ti.

Contactanos sin compromiso en:

  • Clinalgia | Avda. de la Libertad 3 Entresuelo. Edf. Entrejardines 30009 Murcia. Tlf. 968 28 16 25
  • Grupo Clinalgia Clínica Menorca/ Calle Manuel de Falla, 7 1º. 10005 Granada. Tlf. 958 26 16 10
  • IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) / 958 26 16 10

©clinalgia.com 2019


Análisis de situación del dolor crónico

El dolor crónico representa un importante problema de salud pública, tanto por su elevada prevalencia como por su coste económico y social, que está relacionado con el envejecimiento de la población, existiendo asimismo un notable gradiente de género, pues afecta de forma más notable a las mujeres que a los hombres. La Encuesta Nacional de Salud de 2006 recogía que el 23% y el 24% de la población total entrevistada mayor de 15 años, prefería haber padecido dolor crónico cervical o lumbar, respectivamente, en los últimos 12 meses. El porcentaje de mujeres que referían dolor crónico era notablemente superior al de varones: 31% frente a 15%, para el dolor cervical y 29% frente a 19%, para el dolor lumbar.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, el consumo de medicamentos analgésicos es muy elevado, oscilando entre el 24% de la población entre 16-24 años, que había consumido al menos un analgésico en las últimas dos semanas, y el 40% para la población mayor de 64 años. Existe un gradiente de género (teniendo las mujeres un consumo de analgésicos superior al de los hombres) y de edad (las personas de mayor edad tienen mayor consumo).
Se estima que uno de cada cinco europeos (19 %) sufre dolor crónico. Aunque a nivel nacional no son muchos los estudios epidemiológicos realizados (, datos recientes estiman que la prevalencia es ligeramente inferior a la media europea (17 %).
Actualmente el dolor crónico no se adscribe a una especialidad médica concreta, abordándose en la mayoría de los casos en atención primaria, pero siendo motivo de consulta en diferentes especialidades y disciplinas. Esto hace que a veces el proceso del enfermo, hasta que recibe el diagnóstico y el tratamiento adecuado, sea tortuoso y costoso. El dolor crónico, además de afectar considerablemente al ámbito laboral, social y familiar del enfermo, supone una carga económica considerable para el sistema sanitario.
El dolor crónico tiene un efecto devastador en muchos aspectos de la vida diaria. No sólo disminuye la calidad de vida del paciente al repercutir negativamente en su salud física y emocional, sino que también tiene efectos adversos en ámbitos no relacionados con la salud,ya que dificulta participar plenamente de la vida social y familiar, y disminuye la capacidad para trabajar de manera productiva .
Según una encuesta europea, la mitad de los pacientes con dolor crónico se sienten cansados todo el tiempo y el 40 % indefensos o incapaces de pensar o funcionar con normalidad.
Todo ello conlleva que el dolor crónico también se asocie con un incremento del riesgo de insomnio crónico, enfermedades psicológicas (como ansiedad o depresión), e incluso de suicidio. Estudios realizados en España, mostraron que el 47 % de los pacientes con dolor crónico sufren un cuadro depresivo asociado y el 50 % trastornos del sueño.

Aunque el coste del dolor crónico es difícil de calcular, ya que no se dispone de datos globales, se cree que cuesta a Europa más de 300 billones de euros o en torno al 1,5-3 % del PIB . En España se estima que el coste total (directo e indirecto) que ocasiona el dolor crónico sería de 16.000 millones de euros anuales, lo que supone el 2,5 % del PIB. Estas cifras deben mirarse, en todo caso, con cautela, ya que en nuestro país tampoco existen estudios globales que las avalen. En cambio, sí se han valorado en cambio los costes por dolor de diferentes patologías. En España, sólo la migraña supone una carga económica de 1.076 millones de euros anuales, en su mayoría (68 %) debido a costes indirectos (68%: 732 millones de €). Se estima que la osteoartritis de rodilla y cadera suponen un coste anual de 4.738 millones de euros, equivalente al 0,5 % del PIB.

fotomontaje-clinalgia-dolctor4

Dr. Fco. Hidalgo Tallón, director de Clinalgia y de la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico de la UCAM, miembro del Instituto de Neurociencias de la UGR.

Nuestro objetivo es desplegar una serie de alternativas en pro de una mejor calidad de vida para pacientes que sufren dolor crónico, una vez descartada cualquier causa orgánica que lo justifique. Realizamos un trabajo conjunto entre paciente y profesionales, además de establecer en cada caso un programa de prevención para mantener la mejoría.

  • Migrañas
  • Lumbalgia / Cervicalgia
  • Cefaleas y Migrañas
  • Latigazo Cervical
  • Disfunción craneomandibular
  • Trastornos del sueño
  • Dolor Miofascial
  • Cefaleas en racimo
  • Dolor Bucofacial y Bucodental
  • Fibromialgia

La vida es para vivirla, ¡¡No al dolor!! Tenemos una solución para ti.

Contactanos sin compromiso.

Clinalgia | Avda. de la Libertad 3 Entresuelo. Edf. Entrejardines 30009 Murcia. Tlf. 968 28 16 25

GrupoClinalgia Clínica Menorca/ Calle Manuel de Falla, 7 1º. 10005 Granada. Tlf. 958 26 16 10

IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) / 958 26 16 10

©clinalgia.com 2017

info@clinalgia.com

logo clinalgia y claim


OZONO EN LA PRACTICA MEDICA

El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno (O3) en lugar de los dos de los que se compone la molécula de oxígeno (O2). La ozonoterapia consiste en la aplicación de una mezcla de oxígeno médico con ozono; la mezcla ha de ser producida “in situ” para cada aplicación, y en ella nunca habrá más de un 5% de ozono.

Las aplicaciones de ozono médico se remontan a principios del siglo pasado. El Dr. Kellogg, en su libro sobre difteria (1881) ya mencionaba el ozono como desinfectante, y en 1898 los doctores Thauerkauf y Luth fundaron en Berlín el “Instituto para oxígenoterapia”, llevando a cabo los primeros ensayos con animales. En el año 1911, salió a la luz el libro “A Working Manual of High FrequencyCurrents”, publicado por el Dr. Noble Eberhart, jefe del departamento de terapéutica fisiológica de la Universidad de Loyola, donde se hablaba del uso del ozono medico en el tratamiento de enfermedades como la tuberculosis, la anemia, el asma, la bronquitis, la fiebre del heno, la diabetes, etc.3(Pressman S y Warburg O H. Thestory of ozone. Plasmafire 2000, SixthEdition)

Pero a pesar de los éxitos obtenidos a principio del siglo pasado, las máquinas generadoras de ozono carecían de precisión, y es la tecnología actual la que nos permite obtener con toda fiabilidad la mezcla idónea de ambos gases.

En líneas generales, al aplicar este tipo de terapia, realmente estamos induciendo una “microoxidación” contro-lada e inocua, cuya respuesta orgánica será una activación favorable del sistema antioxidante celular.

Numerosos autores han investigado en el ámbito preclínico los efectos de la ozonoterapia sobre los organismos vivos, pudiéndose demostrar efectos beneficiosos sobre la capacidad antioxidante y la adaptación celular en diferentes situaciones de estrés inducido, y en diferentes órganos.

Desde un punto de vista clínico la ozonoterapia presenta múltiples aplicaciones medicoquirúrgicas, todas ellas relacionadas con la capacidad germicida del ozono, con los procesos isquémicos y con las descompensaciones del balance redox celular. Son varios los manuales médicos que recogen la experiencia y los trabajos científicos llevados a cabo hasta la fecha por diferentes grupos de investigación, principalmente italianos, alemanes, rusos y cubanos.35-37 (Menéndez S et al. Ozono. Aspectos básicos y aplicaciones clínicas. Centro de Investigaciones del Ozono CENIC 2008; Ciudad de La Habana, Cuba) (Bocci V. Oxygen-Ozone Therapy. A criticalevaluation. KluwerAcademicPublishers 2002; Dordrecht, TheNetherlands) (Schwartz A, Kontorchnikova K, Malesnikov O. Guía para el uso médico del ozono. Fundamentos terapéuticos e indicaciones. AEPROMO 2011)
Las formas de aplicación del ozono médico son básicamente tres: tópica, infiltrativa y sistémica.

Las aplicaciones tópicas sacan partido del poder germicida del ozono y de su efecto positivo sobre los procesos de cicatrización; se suele aplicar directamente, con el uso de bolsas de cierre hermético, o mediante agua o aceites ozonizados.

El ozono infiltrado a concentraciones de entre 4 y 30 μgr/ml es útil e para tratar afecciones del aparato locomotor, tales como artritis, tendinitis, miositis, fascitis o dolores miofasciales.

La ozonoterapia sistémica consiste en la administración de la mezcla de gases fundamentalmente mediante dos vías: la autohemoterapia y la insuflación rectal. La autohemoterapia puede ser “mayor” o “menor”. La autohemoterapia mayor consiste en la extracción de una cantidad determinada de sangre, que sin salir de un circuito cerrado es puesta en contacto con el gas, con el que reaccionará hasta la dilución del mismo; tras unos minutos la sangre se reinfunde. En la “autohemoterapia menor” la mezcla tiene lugar en una jeringa, y la sangre ozonizada se inyecta por vía intramuscular.

Mediante la insuflación rectal la mezcla de gases es amplia y rápidamente absorbida a través de la mucosa intestinal; esta técnica resulta fácil de aplicar, barata, muy segura y cómoda.

fotomontaje-clinalgia-dolctor4

Dr. Fco. Hidalgo Tallón, director de Clinalgia y de la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico de la UCAM, miembro del Instituto de Neurociencias de la UGR.

Nuestro objetivo es desplegar una serie de alternativas en pro de una mejor calidad de vida para pacientes que sufren dolor crónico, una vez descartada cualquier causa orgánica que lo justifique. Realizamos un trabajo conjunto entre paciente y profesionales, además de establecer en cada caso un programa de prevención para mantener la mejoría.

  • Migrañas
  • Lumbalgia / Cervicalgia
  • Cefaleas y Migrañas
  • Latigazo Cervical
  • Disfunción craneomandibular
  • Trastornos del sueño
  • Dolor Miofascial
  • Cefaleas en racimo
  • Dolor Bucofacial y Bucodental
  • Fibromialgia

La vida es para vivirla, ¡¡No al dolor!! Tenemos una solución para ti.

Contactanos sin compromiso.

Clinalgia | Avda. de la Libertad 3 Entresuelo. Edf. Entrejardines 30009 Murcia. Tlf. 968 28 16 25

GrupoClinalgia Clínica Menorca/ Calle Manuel de Falla, 7 1º. 10005 Granada. Tlf. 958 26 16 10

IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) / 958 26 16 10

©clinalgia.com 2017

info@clinalgia.com

logo clinalgia y claim


1
Hola!👋. Nuestro horario de Whatsapp es de lunes a viernes de 9:30 a.m. a 19:30 p.m. ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by