Neuromoduladores para el dolor facial atípico y las neuralgias: una revisión sistemática y un meta-análisis.

Neuromoduladores para el dolor facial atípico y las neuralgias: una revisión sistemática y un meta-análisis.

Dolor Orofacial y Cefaleas

Triet M Do, Graham D Unis, Nrusheel Kattar, Ashwin Ananth, Edward D McCoul.

Laryngoscope. 2021 Jun;131(6):1235-1253.

doi: 10.1002/lary.29162.

Resumen.

Objetivo: Evaluar la eficacia de los agentes neuromoduladores para el tratamiento del dolor facial atípico y las neuralgias faciales primarias.

Métodos: Se buscó en las bases de datos MEDLINE, Embase, CINAHL y ClinicalTrials.gov artículos de investigación originales que examinaran la eficacia y las reacciones adversas de la terapia farmacológica para el tratamiento de la neuralgia del trigémino y el dolor facial atípico. Los estudios

Se excluyeron los estudios que incluían intervenciones quirúrgicas para el dolor facial atípico o el dolor facial secundario a otras causas. Se realizó un metanálisis para las reducciones de las puntuaciones de los síntomas y los efectos adversos.

Resultados: De los 3.409 artículos examinados, se incluyeron 73 artículos de texto completo, consistentes en 45 estudios observacionales y 29 ensayos controlados aleatorios.

Se evaluaron 24 agentes farmacológicos diferentes; la carbamazepina fue el más estudiado, mientras que la toxina botulínica A demostró la mayor consistencia en la reducción de las puntuaciones de los síntomas. La estimación conjunta de tres ensayos controlados aleatorios reveló que los pacientes con neuralgia del trigémino que recibieron toxina botulínica A tenían mayores probabilidades (odds ratio 7,46; IC del 95%: 3,53- 15,78) de lograr una reducción ≥50% en las puntuaciones de la escala visual analógica en comparación con los controles. La estimación conjunta de 15 estudios observacionales mostró que tres cuartas partes de los pacientes con neuralgia del trigémino que recibieron carbamazepina experimentaron una reducción del dolor clínicamente significativa (proporción de prevalencia 0,75; IC del 95%: 0,66-0,83).

Conclusiones: Los pacientes que recibieron toxina botulínica A para la neuralgia del trigémino tuvieron mayores probabilidades de lograr una reducción ≥50% en las puntuaciones de dolor. Una proporción significativa de pacientes con neuralgia del trigémino experimentó una respuesta positiva a la carbamazepina. Hubo evidencia moderada evidencia para la amitriptilina en pacientes con dolor facial atípico. La estandarización de los informes de resultados facilitaría futuras comparaciones cuantitativas de la eficacia terapéutica.

Comentario del revisor:

Las neuralgias faciales y el dolor facial atípico (dolor facial idiopático persistente) son trastornos que suponen un impacto enorme en la calidad de vida de los pacientes. Ambas entidades clínicas pueden coexistir, y estudios recientes sugieren que compartirían mecanismos similares, siendo manifestaciones distintas de un mismo fenómeno neuroexcitatorio. El diagnóstico diferencial suele ser complejo, lo que aconseja la intervención de diferentes especialistas y la puesta en marcha de planes de tratamiento multimodales. En este ámbito, entre las diversas opciones terapéuticas el primer tratamiento de elección son los fármacos neuromoduladores.

Los autores de este trabajo repasan la eficacia de estos medicamentos en el dolor neuropático facial. Para ello repasan 73 estudios (45 observacionales y 29 ensayos clínicos aleatorizados), con un total de 2.807 pacientes en los que se emplean un total de 24 psicotropos diferentes. La diversidad metodológica entre los trabajos limita los resultados, pero se concluye que:

1. La Carbamazepina es eficaz en tres cuartas partes de las neuralgias trigeminales. La podríamos considerar de primera elección.

2. La Toxina Botulínica tipo A también sería eficaz en la neuralgia del trigémino, con una reducción de ≥50% del dolor, según los registros mediante Escala Visual Analógica. Facilitaría la desensibilización central y periférica.

3. En cuanto a los demás fármacos, y con respecto a las algias faciales atípicas, sólo la Amitriptilina es moderadamente eficaz.

Los fenómenos de dolor neuropático alteran la nocicepción, tanto a nivel central como periférico. Se ha sugerido que la excitabilidad central y periférica se potenciarían entre sí, justificando la actuación simultánea sobre diferentes dianas. Desde este punto de vista, los bloqueos periféricos en pacientes refractarios o intolerantes a tratamientos farmacológicos podrían beneficiarse de técnicas infiltrativas más o menos invasivas. Por eso resaltamos que, según indican los autores, los bloqueos periféricos coadyuvantes con Lidocaina o Ropivacaina son cada vez más usados en el tratamiento de estos pacientes.

Revisor: Fco. Javier Hidalgo Tallón (MD, Phd. DDS). Neurociencias Clínicas.

Artículo original en inglés: https://clinalgia.com/en/neuromodulators-for-atypical-facial-pain-and-neuralgias-a-systematic-review-and-meta-analysis/



×

¡Hola!:

¿En qué podemos ayudarle?  

× ¿Cómo puedo ayudarle?