Los fisioterapeutas en el tratamiento del dolor crónico

Los fisioterapeutas en el tratamiento del dolor crónico

El pasado domingo 8 de septiembre, se celebraba el Día Mundial de la Fisioterapia, los fisioterapeutas han reivindicado su papel en el tratamiento del dolor crónico como «los profesionales adecuados para pautar ejercicio terapéutico que ayude a desarrollar la movilidad y la fuerza de las personas que lo sufren», una reclamación a la que se suma el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM).

Este es el mensaje que la World Confederation for Physical Therapy (WCPT), principal organismo de representación internacional de la Fisioterapia, quiere transmitir con motivo del día de esta profesión, que este año dedican al tratamiento del dolor crónico.

Así, la WCPT y el CPFCM inciden en los beneficios del ejercicio para el tratamiento del dolor crónico y destacan el papel de los fisioterapeutas a la hora de recomendar programas de ejercicios específicos orientados a mantener la flexibilidad y el movimiento, desarrollar y mantener el tono muscular y mejorar el estado de ánimo y bienestar general, entre otros.

Además, estos especialistas destacan que «el ejercicio terapéutico es importante para la salud cardiovascular y para ayudar a controlar el dolor y aumentar la confianza del paciente, al tiempo que contribuye también a que sea capaz de recuperar el control sobre su vida, reduciendo el miedo derivado del dolor crónico».

Una de las consecuencias más frecuentes del dolor crónico es el aumento de las molestias provocadas al realizar actividades diarias o al intentar ser más activos, lo que provoca en muchos casos una pérdida de control sobre la vida diaria que puede llevar a la depresión o el aislamiento social.

En Clinalgia disponemos de un departamento especializado en fisioterapia para el tratamiento de pacientes que sufren dolor crónico.

Nuestra labor persigue un doble objetivo. En primer lugar desarrollamos un tratamiento manual con técnicas especializadas destinadas a recuperar el sistema musculoesquelético afectado. En segundo lugar pretendemos llevar a cabo una misión de prevención y educación, así cada paciente podrá ser participe de su propio bienestar, y podrá perpetuar en el tiempo su propia mejoría. El cuerpo humano es una máquina enormemente sofisticada y cuando se descontrola es conveniente comprender que está pasando y por qué.

Tres leyes físicas fundamentan nuestro bienestar: El equilibrio, la Economía y el no dolor.

· Equilibrio: debemos tener un constante equilibrio a nivel físico y emocional, pues ambos van unidos.

· Economía: debemos economizar nuestra energía. La energía puede faltar, y tenemos que trabajar para disponer  siempre del suficiente “combustible ” que nos permita desarrollar todas nuestras actividades diarias.

· El no dolor: debemos controlar el desequilibrio de nuestro cuerpo, para que este no cause dolor.

Contactanos sin compromiso.

Clinalgia | Avda. de la Libertad 3 Entresuelo. Edf. Entrejardines 30009 Murcia. Tlf. 968 28 16 25

GrupoClinalgia Clínica Menorca/ Calle Manuel de Falla, 7 1º. 10005 Granada. Tlf. 958 26 16 10

IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) / 958 26 16 10

©clinalgia.com 2019

info@clinalgia.com


La nueva clasificación internacional de enfermedades (CIE-11) y el dolor crónico.

EDITORIAL/ DOI: 10.20986/resed.2019.3752/2019

RESED (Revista de la Sociedad Española del Dolor)

Desde que en mayo de 2019 la Organización Mundial de la Salud lanzase la nueva clasificación internacional de enfermedades CIE-11, y se introdujeron conceptos nuevos taxonómicos relacionados con las patologías que cursan con dolor crónico, se han abierto grandes oportunidades para la mejora de la atención, estudio y seguimiento de los pacientes con dolor. La OMS ha seguido un proceso de asesoramiento a través de grupos de trabajo de las distintas patologías para contrastar, incluir mejoras y avanzar hacia una definición de las enfermedades ajustadas a los nuevos tiempos y conocimientos científicos. La IASP ha asesorado a la OMS mediante la creación de la Task Force for the Classification of Chronic Pain, compuesta por expertos mundiales en dolor crónico que han buscado una nueva clasificación pragmática, transversal con el fin de tener utilidad en medicina del dolor especializada, así como en atención primaria y con un enfoque taxonómico por prioridades: primero la etiología, seguido del mecanismo fisiopatológico y por último el área anatómica. Se han publicado en la revista Pain, en el año 2019, diez artículos que resumen las conclusiones de esta nueva clasificación.
La nueva clasificación divide el dolor crónico en siete grupos: dolor crónico primario, dolor crónico por cáncer, dolor crónico postquirúrgico o postraumático, dolor crónico neuropático, dolor orofacial y cefalea, dolor visceral crónico y dolor crónico musculoesquelético. La primera implicación práctica es que define de forma separada dos entidades: el dolor crónico primario (caracterizado por alteración funcional o estrés emocional no explicable por otra causa) y se plantea como una enfermedad en sí misma; y el dolor crónico secundario, que es una entidad donde el dolor es un síntoma de una condición clínica subyacente. Entre las novedades del CIE-11: se incluye al dolor crónico oncológico que tiene un tratamiento de especificidad, al igual que el dolor postquirúrgico o postraumático, el dolor orofacial y cefalea se clasifican en consonancia con la clasificación ICHD-3 (International Clasification Headache Diseases), el dolor crónico musculoesquelético secundario se define como el que afecta a las estructuras como tendones, músculos y huesos, ya sea debido a inflación, cambios crónicos en su estructura o por alteración de la función biomecánica secundaria a enfermedades del sistema nervioso.
Es de vital importancia la distinción que se hace entre este grupo de dolor crónico musculoesquelético frente al dolor crónico primario, en el que se incluyen entidades como el dolor extendido crónico (Chronic Widespread Pain), fibromialgia y el dolor crónico musculoesquelético, que se denominaba como “no específico” en clasificaciones previas. También pertenecen a este grupo de dolor crónico primario el dolor crónico pélvico, las cefaleas primarias y el síndrome de colon irritable.
Cada grupo de dolor tiene asignado unos criterios diagnósticos y una selección de subcategorías de dolor crónico. Se define como dolor crónico aquel que tiene una duración más allá de los tres meses como criterio de temporalidad. Esta definición sencilla permite que el dolor crónico sea claramente reconocible independientemente de otros descriptores como la intensidad del dolor, el impacto en la funcionalidad y el distrés relacionado con el dolor.
Cuando se evalúa la necesidad de una nueva clasificación de dolor crónico debemos pensar en todas las implicaciones que se generan:


a) El estudio del dolor crónico es relativamente reciente y, por lo tanto, cambiante en el tiempo. Nos hemos movido desde el concepto de síntoma al de enfermedad, y precisa de una definición concreta.

b) La unificación de criterios es fundamental para establecer fenotipos más uniformes que den validez externa a las investigaciones que se realizan en dolor crónico, minimizando los sesgos inducidos por clasificaciones menos específicas.

c) Es el lenguaje común internacional usado por todos los profesionales sanitarios implicados en la asistencia sanitaria, así como los gestores sanitarios y de planificación sanitaria. Por tanto, tiene un impacto socioeconómico que abarca más allá del plano asistencial clínico alcanzando niveles de planificación económica. d) Tiene implicaciones médico-legales al separar entidades que, aunque puedan tener fisiopatología parecida, no la tienen etiológica (por ejemplo el dolor crónico postquirúrgico y el dolor crónico postraumático). e) El dolor crónico es un proceso prevalente, con penetrancia elevada en atención primaria, por lo que precisa de un sistema de clasificación sencillo y eficiente que refleje la práctica clínica diaria y que resuelva clasificaciones ambiguas como el término: “no específico”. La transversalidad en la atención sanitaria en dolor crónico se inicia desde la clasificación diagnóstica. f) Una clasificación en árbol permite el establecimiento de grupos principales y subcategorías diagnósticas que permiten avanzar hacia la especificidad del diagnóstico sin perder el contexto fisiopatogénico.
Todo cambio implica una oportunidad de mejora. En el campo de la medicina del dolor crónico puede suponer un gran paso en el reconocimiento de una enfermedad prevalente, con un avance en la adecuación diagnóstica uniforme que mejore el tratamiento de los pacientes con dolor crónico.
Si tienes miedo, no puedes avanzar (Malala Yousafzai).

C. Margarit Vocal de la SED. Representante IASP
Correspondencia: César Margarit cmartarit69@gmail.com

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

  1. Nugraha B, Gutenbrunner C, Barke A, Karst M, Schiller J, Schäfer P, et al; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: functioning properties of chronic pain. Pain. 2019;160(1):88-94. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001433. 2. Smith BH, Fors EA, Korwisi B, Barke A, Cameron P, Colvin L, et al; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: applicability in primary care. Pain. 2019;160(1):83-7. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001360. 3. Perrot S, Cohen M, Barke A, Korwisi B, Rief W, Treede RD; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: chronic secondary musculoskeletal pain. Pain. 2019;160(1):77-82. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001389.  4. Aziz Q, Giamberardino MA, Barke A, Korwisi B, Baranowski AP, Wesselmann U, et al; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: chronic secondary visceral pain. Pain. 2019;160(1):69-76. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001362.  5. Benoliel R, Svensson P, Evers S, Wang SJ, Barke A, Korwisi B, et al; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: chronic secondary headache or orofacial pain. Pain. 2019;160(1):60-8. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001435. 6. Scholz J, Finnerup NB, Attal N, Aziz Q, Baron R, Bennett MI, et al; Classification Committee of the Neuropathic Pain Special Interest Group (NeuPSIG). The IASP classification of chronic pain for ICD11: chronic neuropathic pain. Pain. 2019;160(1):53-9. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001384.  7. Schug SA, Lavand’homme P, Barke A, Korwisi B, Rief W, Treede RD; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: chronic postsurgical or posttraumatic pain. Pain. 2019;160(1):45-52. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001413. 8. Bennett MI, Kaasa S, Barke A, Korwisi B, Rief W, Treede RD; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: chronic cancer-related pain. Pain. 2019;160(1):38-44. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001363. 9. Nicholas M, Vlaeyen JWS, Rief W, Barke A, Aziz Q, Benoliel R, et al; IASP Taskforce for the Classification of Chronic Pain. The IASP classification of chronic pain for ICD-11: chronic primary pain. Pain. 2019;160(1):28-37. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001390.  10. Treede RD, Rief W, Barke A, Aziz Q, Bennett MI, Benoliel R, et al. Chronic pain as a symptom or a disease: the IASP Classification of Chronic Pain for the International Classification of Diseases (ICD-11). Pain. 2019;160(1):19-27. DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001384.  11. http://www.who.int/classifications/icd/revision/en/.

Vía RESED (Revista de la Sociedad Española del Dolor)

info@clinalgia.com


En España sigue creciendo el uso de la ozonoterapia como tratamiento paliativo en enfermedades

15 comunidades autónomas utilizan protocolos para la práctica de la ozonoterapia y 25 hospitales públicos españoles la han incluido en sus servicios, según informe publicado por AEPROMO, asociación española de profesionales médicos en ozonoterapia.

La ozonoterapia se practica como tratamiento complementario o paliativo para diversas enfermedades.

MedLine contabiliza 3.153 registros, de los cuales 235 son estudios clínicos publicados en PubMed. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) incluye al ozono como substancia activa autorizada en investigación .

El ozono médico es utilizado en concentraciones terapéuticas por profesionales médicos especializados, la ozonoterapia facilita y optimiza los tratamientos convencionales, convirtiendose en una herramienta terapéutica del médico.

Algunos de los efectos benéficos del ozono en la salud: regula el estrés oxidativo celular; provoca un incremento del metabolismo del O2 en el caso de hipoxia tisular; modula la actividad auto inmune; tiene un alto poder bactericida y germicida; es un activador circulatorio; y mejora la oxigenación celular. La diabetes, las heridas y úlceras, la enfermedad vascular periférica o la enfermedad cardiovascular son algunas de las enfermedades susceptibles de ser tratadas con ozono médico como coadyuvante. 

Clinalgia es pionera de la aplicación de la ozonoterapia en el ámbito del dolor, el deporte y de la odontoligia. Habiendo participado en numerosas investigaciones de prestigio y publicadas en revistas médicas de prestigio.

De la mano del Dr. Fco. Javier Hidalgo Tallón, director de Clinalgia IAF y de la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico de la UCAM, miembro del Instituto de Neurociencias de la UGR, con la implementación de la ozonoterapia lleva más de 20 años aplicandola e investigando, con el objetivo de desplegar una serie de alternativas en pro de una mejor calidad de vida para pacientes que sufren dolor crónico.

  • Migrañas
  • Lumbalgia / Cervicalgia
  • Cefaleas y Migrañas
  • Latigazo Cervical
  • Disfunción craneomandibular
  • Trastornos del sueño
  • Dolor Miofascial
  • Cefaleas en racimo
  • Dolor Bucofacial y Bucodental
  • Fibromialgia

+info: https://clinalgia.com/ozonoterapia-medicina-del-dolor-actualizacion/

https://www.researchgate.net/publication/316854046

https://clinalgia.com/estudio-primer-nivel-prueba-la-ozonoterapia-una-terapia-eficaz-la-fibromialgia/

Contactanos sin compromiso.

Clinalgia | Avda. de la Libertad 3 Entresuelo. Edf. Entrejardines 30009 Murcia. Tlf. 968 28 16 25

GrupoClinalgia Clínica Menorca/ Calle Manuel de Falla, 7 1º. 10005 Granada. Tlf. 958 26 16 10

IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) / 958 26 16 10

©clinalgia.com 2019

info@clinalgia.com



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola!👋. Nuestro horario de Whatsapp es de lunes a viernes de 9:30 a.m. a 19:30 p.m. ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by