Diapositiva011

¿Es el dolor compatible con el ejercicio?

shutterstock_12499414_opt

El dolor puede ser compatible con actividad y ejercicio bajo supervisión médica

Si bien tener un dolor permanente o crónico no es ni fácil ni agradable, como en toda enfermedad el primer paso es siempre aceptar la enfermedad y hacer las paces con ella. No podemos dejar que la enfermedad nos recluya en casa y nos aísle del mundo. La enfermedad es parte de la vida cuando se tienen padecimientos crónicos y con voluntad es posible vivir con ella teniendo una buena calidad de vida si se logra controlarla y disminuir el impacto de esta sobre la salud general.

En este sentido mantener buenos hábitos en la alimentación y en la actividad física es lo mejor que se puede hacer para romper el ciclo del dolor crónico, incluso estos cambios pueden contribuir a tratar y mejorar la enfermedad que esta originando el dolor. En el caso particular del ejercicio es posible que al comienzo ejercitarse empeore un poco el dolor, sin embargo en la medida que lo practique de forma regular vera como se incrementan tanto su fuerza como su resistencia y su flexibilidad, lo cual le ayudara a disminuir el dolor y la rigidez.

Eso sí, antes de dar inicio a un aumento en su actividad física es obligatorio ser evaluado por su médico con la finalidad de poder determinar su estado general de salud e identificar cualquier contraindicación. Si tiene mucho tiempo sin ejercitarse o existen limitaciones físicas producto de enfermedades musculo esqueléticas o articulares la mejor forma de iniciarse en la actividad física es guiado por profesionales como los de Clinalgia que le aconsejarán para llevar a cabo actividades determinadas. Posteriormente se podrán incorporar ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar o nadar.

shutterstock_42110308_opt

Con voluntad es posible vivir con la enfermedad teniendo una buena calidad de vida si se logra disminuir el impacto de esta sobre la salud general.

Al inicio debe ejercitarse por periodos de  tiempo breves y con actividad de poca intensidad, posteriormente en lo que vaya adquiriendo resistencia podrá incrementar estos  parámetros según su tolerancia. Es importante también crear una rutina y esmerarse en cumplirla. La constancia es la clave del éxito, y en este sentido el ejercicio no escapa a esta máxima. Fijarse un horario, un sitio cómodo para realizar la actividad y premiarse cada vez que uno logre las metas propuestas serán cuestiones fundamentales para lograr continuar con el ejercicio por largo tiempo. Ánimo!

©clinalgia.com 2017

info@clinalgia.com

logo clinalgia y claim


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR