Diapositiva052

Análisis de situación del dolor crónico

El dolor crónico representa un importante problema de salud pública, tanto por su elevada prevalencia como por su coste económico y social, que está relacionado con el envejecimiento de la población, existiendo asimismo un notable gradiente de género, pues afecta de forma más notable a las mujeres que a los hombres. La Encuesta Nacional de Salud de 2006 recogía que el 23% y el 24% de la población total entrevistada mayor de 15 años, prefería haber padecido dolor crónico cervical o lumbar, respectivamente, en los últimos 12 meses. El porcentaje de mujeres que referían dolor crónico era notablemente superior al de varones: 31% frente a 15%, para el dolor cervical y 29% frente a 19%, para el dolor lumbar.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, el consumo de medicamentos analgésicos es muy elevado, oscilando entre el 24% de la población entre 16-24 años, que había consumido al menos un analgésico en las últimas dos semanas, y el 40% para la población mayor de 64 años. Existe un gradiente de género (teniendo las mujeres un consumo de analgésicos superior al de los hombres) y de edad (las personas de mayor edad tienen mayor consumo).
Se estima que uno de cada cinco europeos (19 %) sufre dolor crónico. Aunque a nivel nacional no son muchos los estudios epidemiológicos realizados (, datos recientes estiman que la prevalencia es ligeramente inferior a la media europea (17 %).
Actualmente el dolor crónico no se adscribe a una especialidad médica concreta, abordándose en la mayoría de los casos en atención primaria, pero siendo motivo de consulta en diferentes especialidades y disciplinas. Esto hace que a veces el proceso del enfermo, hasta que recibe el diagnóstico y el tratamiento adecuado, sea tortuoso y costoso. El dolor crónico, además de afectar considerablemente al ámbito laboral, social y familiar del enfermo, supone una carga económica considerable para el sistema sanitario.
El dolor crónico tiene un efecto devastador en muchos aspectos de la vida diaria. No sólo disminuye la calidad de vida del paciente al repercutir negativamente en su salud física y emocional, sino que también tiene efectos adversos en ámbitos no relacionados con la salud,ya que dificulta participar plenamente de la vida social y familiar, y disminuye la capacidad para trabajar de manera productiva .
Según una encuesta europea, la mitad de los pacientes con dolor crónico se sienten cansados todo el tiempo y el 40 % indefensos o incapaces de pensar o funcionar con normalidad.
Todo ello conlleva que el dolor crónico también se asocie con un incremento del riesgo de insomnio crónico, enfermedades psicológicas (como ansiedad o depresión), e incluso de suicidio. Estudios realizados en España, mostraron que el 47 % de los pacientes con dolor crónico sufren un cuadro depresivo asociado y el 50 % trastornos del sueño.

Aunque el coste del dolor crónico es difícil de calcular, ya que no se dispone de datos globales, se cree que cuesta a Europa más de 300 billones de euros o en torno al 1,5-3 % del PIB . En España se estima que el coste total (directo e indirecto) que ocasiona el dolor crónico sería de 16.000 millones de euros anuales, lo que supone el 2,5 % del PIB. Estas cifras deben mirarse, en todo caso, con cautela, ya que en nuestro país tampoco existen estudios globales que las avalen. En cambio, sí se han valorado en cambio los costes por dolor de diferentes patologías. En España, sólo la migraña supone una carga económica de 1.076 millones de euros anuales, en su mayoría (68 %) debido a costes indirectos (68%: 732 millones de €). Se estima que la osteoartritis de rodilla y cadera suponen un coste anual de 4.738 millones de euros, equivalente al 0,5 % del PIB.

fotomontaje-clinalgia-dolctor4

Dr. Fco. Hidalgo Tallón, director de Clinalgia y de la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico de la UCAM, miembro del Instituto de Neurociencias de la UGR.

Nuestro objetivo es desplegar una serie de alternativas en pro de una mejor calidad de vida para pacientes que sufren dolor crónico, una vez descartada cualquier causa orgánica que lo justifique. Realizamos un trabajo conjunto entre paciente y profesionales, además de establecer en cada caso un programa de prevención para mantener la mejoría.

  • Migrañas
  • Lumbalgia / Cervicalgia
  • Cefaleas y Migrañas
  • Latigazo Cervical
  • Disfunción craneomandibular
  • Trastornos del sueño
  • Dolor Miofascial
  • Cefaleas en racimo
  • Dolor Bucofacial y Bucodental
  • Fibromialgia

La vida es para vivirla, ¡¡No al dolor!! Tenemos una solución para ti.

Contactanos sin compromiso.

Clinalgia | Avda. de la Libertad 3 Entresuelo. Edf. Entrejardines 30009 Murcia. Tlf. 968 28 16 25

GrupoClinalgia Clínica Menorca/ Calle Manuel de Falla, 7 1º. 10005 Granada. Tlf. 958 26 16 10

IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) / 958 26 16 10

©clinalgia.com 2017

info@clinalgia.com

logo clinalgia y claim


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR